Buenas políticas

Por Anita Zaldívar, Investigadora Fundación

Qué duda cabe que las familias chilenas pasan por un momento de fragilidad, la crisis pone una pesada mochila de incertidumbre sobre ellas y dirigentes y expertos buscan soluciones a las urgencias que enfrentamos. Como ocurre siempre, algunas de ellas serán buenas políticas públicas, y otras malas. La diferencia entre ambas estará en si logran o no solucionar el problema de la mejor manera posible. El gran desafío del momento está en descartar las malas, y que sólo las buenas salgan adelante.

En este contexto, me gustaría analizar la política del IVA diferenciado, cuyo objetivo es rebajar la carga tributaria de los chilenos que hoy necesitan apoyo. La evidencia muestra que, si bien se logra reducir la carga tributaria de los consumidores, también se beneficia a otros agentes económicos (menos de la mitad de los beneficios de reducciones en el IVA pasa a los consumidores, siendo los dueños de las empresas los mayores beneficiados).

En segundo lugar, al reducir el impuesto a ciertos bienes esenciales, en la práctica lo que se está haciendo es subsidiar dichos bienes. Es decir, se está asignando dinero fiscal a que todos los hogares (incluso aquellos que no lo necesitan) puedan acceder a estos bienes a un menor precio. Más aún, el monto de este “subsidio” es más alto para los hogares más ricos, quienes en general destinan montos mayores al consumo de bienes esenciales.

Por lo tanto, si bien se reduce la carga tributaria de la clase media, se están destinando más recursos a disminuir la carga tributaria de los hogares de mayores ingresos, además de beneficiar a otros agentes, como los dueños de empresas. Estos hechos nos llevan a reflexionar si el IVA diferenciado es una política que queremos que salga adelante, en un contexto de recursos acotados y necesidades abundantes.

Las elecciones recientes reflejan el malestar y la desconfianza de las personas para con la clase política. Es necesario que las autoridades cambien la forma en que piensan las soluciones, pues frente a recursos limitados necesitamos potenciar aquellas iniciativas que generen soluciones concretas y no solo lindas cuñas.

Diario El Día de Coquimbo, jueves 27 de mayo. 

 

No responses yet

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: